Saltear al contenido principal

¡Atención! Por el coronavirus muchos Repair Café siguen cerrados o mantienen un método de trabajo adaptado. ¿Quieres saber si puedes acudir a tu Repair Café y de qué forma? Ponte en contacto con el organizador.

Dale una nueva vida a tu bolso, falda, pantalón o chaqueta

Los Repair Café reciben ropa de forma continua. Chaquetas, bolsos, pantalones, faldas etc. Nuestros reparadores con gusto se ponen manos a la obra. Y con éxito: en la mayoría de los casos las piezas de ropa y otros objetos de textil vuelven a casa reparados.

Esto se deduce de nuestro RepairMonitor, el sistema online en el cual los reparadores de los Repair Café de todo el mundo pueden incluir información sobre los objetos que han reparado. Aquí también se incluye información sobre el problema que tenía el objeto y de qué forma se ha reparado. De esta forma tenemos una buena idea de los problemas más comunes en la ropa y los accesorios de textil.

Reparar una chaqueta o un bolso

De los 187 bolsos que se han incluido en el sistema, 157 se han reparado con éxito. Normalmente suelen tener pequeños problemas, como una cremallera que hay que reemplazar o una asa que hay que coser. O hay una rasgadura en una costura, eso requiere que se cosa. En algunos casos el material del bolso es demasiado grueso para las máquinas de coser de los Repair Café. En esos casos se recomienda al visitante que vaya a un sitio donde arreglan zapatos.

Con las chaquetas, una pequeña reparación suele ser suficiente.

Los visitantes de los Repair Café también suelen traer frecuentemente chaquetas para reparar. Se las ha rota la cremallera o el foro tiene un agujero o una rasgadura. Muchas veces también tienen botones sueltos o se les han caído. De las 539 chaquetas incluidas en el RepairMonitor, 490 se han reparado con éxito. Normalmente los problemas se pueden solucionar con una pequeña reparación. “Suelen ser cosas simples como poner un botón, coser foros de bolsillos de chaqueta o foros de las chaquetas que se han roto”, explica Marion van den Akker del Repair Café Oostzaan. “Y cremalleras, muchísimas cremalleras.”

“Eso es algo más complicado, pero tenemos todo tipo de trucos. No siempre hay que sacar toda la cremallera. Muchas veces es la corredera que ya no funciona bien. Eso se puede apretar algo con unas tenazas pequeñas para que se fije mejor alrededor de las púas. Y normalmente suele funcionar. O le ponemos una nueva corredera.”

Reparar un pantalón o falda

Se reparan muchas cremalleras de pantalones. De todas maneras los pantalones están mundialmente en la lista de los 10 objetos que más se llevan a un Repair Café. Muchas veces la gente también viene con un pantalón para acortarlo o porque tiene un agujero. De los 1697 pantalones incluidos en el RepairMonitor se han reparado con éxito 1634.

Los reparadores del Repair Café suelen encontrar una solución a los problemas con los que vienen los visitantes. “Hace un tiempo vino alguien con un pantalón que tenía unos bolsillos muy pequeños y que quería ver si se podían hacer más grandes”, cuenta Annelies Bolijn del Repair Café Enschede-Sur. “Le hemos ayudado poniendo una nueva tela por detrás.”

Los visitantes también suelen venir mucho a un Repair Café con faldas y vestidos. Conjuntamente estas piezas de ropa han sido incluidas 307 veces en nuestro RepairMonitor; 281 de ellas han sido reparadas con éxito. También en estos casos el problema a menudo era una cremallera rota, una costura suelta o una rasgadura en la tela. Cosiendo el vestido o falda de nuevo o cambiando la cremallera muchos de estos problemas se pueden solucionar fácilmente. Nuestros reparadores también pueden estrechar una falda o un vestido.

Tema para reflexión

Independientemente de los objetos que se les ofrecen, los reparadores de los Repair Café harán los posible para repararlos. A Marion van den Akker la visitó hace tiempo una señora en su Repair Café que no quería despedirse de su cortina de encaje. “Esa cortina llevaba colgada en su ventana desde hacía mucho tiempo. Estaba ya tan vieja que cada vez que se la cosíamos se volvía a romper. Hemos intentado de todo, todos los consejos y trucos. Pero llegó un momento que lo tuvimos que dejar. Entonces le hemos cosido una nueva cortina. Solemos inventar alguna solución por lo que la gente se queda contenta.”

Annelies Bolijn también se recuerda una señora que le tenía mucho afecto a un edredón desgastado. “Me comentó que le tenía mucho afecto emocional y se le haría muy difícil tener que despedirse de él. Se lo he reparado, pero sabía que se formarían nuevos agujeros en cuanto lo echara a lavar. Le he aconsejado que con la tela del edredón hiciese saquitos pequeños, por ejemplo para meter popurrí. Le pareció una buena idea.”

¡Ven al Repair Café!

¿Tienes ropa u otros objetos de textil que te gustaría ver reparados? Quizás tienes una chaqueta vieja que no quieres tirar o un pantalón que te sienta muy bien. Nuestros reparadores harán lo posible para que puedas volver a disfrutar de tus objetos.

A los reparadores no les importa la razón por la que acudes al Repair Café, sea por problemas económicos, el medio ambiente o simplemente porque le tienes mucho afecto a tus objetos. Busca un Repair Café cercano y acércate. ¡Hasta pronto!

Volver arriba